¿Qué look elegir para ser la invitada perfecta en una boda?

En Lookiero te desvelamos las claves para que aciertes en los looks de invitada para una boda. Coge papel y lápiz (incluso tu Smartphone) y apunta los códigos de la vestimenta; en función del lugar, la decoración, el clima así como la temporada del año y hora del enlace, para que además de elegante no pases desapercibida.

Desde un outfit de invitada para una boda de verano, civil, si es de día o de noche, formal o informal, casual, boho e incluso que optes por la tendencia de sumarte a los lunares y cómo combinar tu vestido.

¿Dónde, cómo, cuándo y a qué hora tienes la boda? Empezamos…

LOOK PARA BODA FORMAL

Hay tres variables cuando llegue el momento de elegir tu etiqueta de estilo como invitada de boda.

La primera, el dress code que han indicado los novios.

La segunda será el lugar.

La tercera no menos importante, la hora. Remarcamos principalmente ésta última ya que así tendrás en cuenta la gama de tonos y colores más adecuados. Así como el largo de tu vestido o un mono, un maquillaje acertado, los accesorios o complementos perfectos… Todo un honor de estilo para asistir al evento nupcial.

VESTIR FORMAL PARA BODA DE DÍA

El look formal de boda de día es, seguramente, la más sencilla puesto que no incluye brillos ni pedrería. Se apuesta por colores pasteles o claros, aunque también varía en función de la temática de la boda que haya escogido la futura pareja.

Si te encuentras en la duda eterna del corte y largo del vestido, tranquila, acertarás siempre con un midi o un largo ¾. El mono también siempre se posiciona como la opción B por excelencia. Complementa tu look con un tocado, una diadema o un recogido original, un maquillaje nude infalible, accesorio o clutch especial y pon el broche final con unos zapatos de salón.

VESTIR FORMAL PARA BODA DE NOCHE

Si ya tenemos apuntadas las pautas cuando el enlace se celebra de día, es el turno de pasar a la vestimenta formal para una boda de noche. Al contrario que en la primera, aquí ya podemos lucir en el look de invitada brillos y pedrería más sutiles, que antes podías o no añorar.

Escogemos el lado opuesto a la paleta de colores y optamos por los sobrios y los estampados. Y por petición popular, seguimos los consejos de los wedding planners; evitar colores llamativos. La largura del vestido ya es posible que sea a ras del suelo o midi, lo que te resulte más cómodo en función del lugar de la ceremonia.

Atrevimiento en el maquillaje – haz especial hincapié en la sombras de ojos o en un lápiz de labios – y en los accesorios de mano. No renuncies a un tacón cómodo, recuerda que te queda por disfrutar y bailar toda la noche. ¿Un consejo? Te sugerimos llevar unas bailarinas plegables en tu cartera o clutch de mano. Tus pies te lo agradecerán.

Emma G.Díez

COPYWRITER | Emma G.Díez – Lookiero